Este blog tiene registrada la propiedad intelectual y los derechos de autor, para cualquier consulta contactar con el autor Alejandro Dieppa León...

Expresar que este blog está creado para la publicación y divulgación de mi escritura y esencia creativa, por lo tanto cualquier página que enlace este blog que no sea de índole: Cultural no está autorizada a colocar la dirección de este blog y mucho menos mi nombre y apellido. Por lo que no me hago responsable, ni me comprometo, con todo aquello que no defienda la carta de derechos humanos, la defensa de éstos, la constitución de mi país y los valores con que se expresan las tres luces en la cabecera de este blog: Liberté, Égalité y Fraternité. Desconozco además, pues no soy programador, de las cookies que están incrustadas en este blog, por lo tanto toda aquella que no se ajuste a derecho nacional y europeo quedan prohibidas en este blog, por lo que no me hago responsable de su uso. Si las detectan hacedmelo saber para denunciarlas ante la autoridad competente de mi país.

TRADUCTOR

VISITAS AL BLOG DESDE 29 NOVIEMBRE DE 2009

viernes, 11 de noviembre de 2011

MI CITA Y CUENTO: "JUICIOS DE VALOR" DEL 11 DE NOVIEMBRE DEL 2011.


QUERIDO HIJO...

EL SER HUMANO QUE JUZGA A OTRO SER HUMANO SIN CONOCERLO ESTÁ RECONOCIENDO EN ESE OTRO SUS PROPIOS DEFECTOS...

MEDITA…
MEDITO…
MEDITEMOS...

CUENTO: JUICIOS DE VALOR.

Marina caminaba la calle mayor de Triana: alegre, contenta de su porte y estado físico, abanicando su pelo corto con alegría, tarareando el éxito de turno en las listas musicales de moda y al llegar a un paso de peatones regulado por semáforo paró su marcha en seco justo en el bordillo de la acera...

Una mujer que, junto a su acompañante en el coche, había detenido su marcha en el mismo paso de peatones, a su izquierda, argumentó en voz alta:

-Mejor le diera vergüenza andar por la calle con esa falda tan corta y esa blusa por cuyo escote se le salen todas las tetas... Puta... mira que eres puta -acentuó mientras Marina recorría, con su habitual gesto grosero, la piel blanca y negra del paso de peatones.

-Te as pasado Sonia -comentó su acompañante y seguidamente acarició su larga melena negra para serenar su estado de ánimo...

Al llegar Marina al final del paso de peatones, Sonia arrancó su coche y ambas siguieron el curso de sus vidas y mientras la primera, Marina, la que vestía falda corta y blusa estrecha, entraba en su centro de trabajo para recorrer su jornada laboral como doctora de urgencias. Trabajo elegido por propia voluntad. Sonia, entraba, con su larga cabellera negra y carita de niña buena en un motel para ponerle los cuernos a su marido con su ligue de turno.

Alejandro Dieppa León.
Por una sociedad mejor,
por un mundo más justo.

Derechos de propiedad intelectual literarios y de imagen reservados al y del autor: Alejandro Dieppa León.

1 comentario:

  1. ENCAJA MUY BIEN CON EL REFRAN VER LA PAJA EN EL OJO AJENO Y NO VER LA VIGA EN EL PROPIO.

    SI ENVIAS ESTA HISTORIA A OTRO CHAT CUIDADO CON TE AS PASADO SONIA CAMBIA POR TE HAS PASADO... LOS DESCUIDOS SON ASI. ENHORA BUENA...

    ResponderEliminar

ENTRADAS POPULARES.